La calibración de color de Windows 10 sigue restableciéndose

oferta nordvnp

Windows 10 ofrece gradación de color que le permite obtener la mejor configuración de pantalla para sus preferencias. Sin embargo, se ha informado que la calibración del color se restablece incluso si se cambia. Esto sucede cada vez que inicia sesión, o lo que ve en la vista previa no se aplica. Uno de los usuarios informó que podía ver la vista previa, pero la pantalla vuelve a la configuración de color predeterminada tan pronto como sale de la herramienta.

Este artículo analizará las posibles razones y cómo resuelve el problema en el que la calibración de color de Windows 10 sigue restableciéndose. Esto le sucede a todos los monitores si tiene una configuración de varios monitores.

La calibración de color de Windows 10 sigue restableciéndose

Se restablece la calibración del color de la pantalla

Si la calibración del color de la pantalla no se guarda, pero sigue restableciéndose en su Windows 10, cualquiera de estas sugerencias lo ayudará con seguridad.

  • Deshabilite o elimine el software relacionado con la calibración del color
  • Utilice la calibración de pantalla de Windows
  • Utilice el panel de control de color OEM
  • Deshabilitar el programa de calibración
  • Actualizar o restaurar el controlador de gráficos

Es posible que necesite una cuenta de usuario de administrador para probar algunos de ellos.

1]Deshabilite o elimine el software relacionado con la calibración del color.

Software como F.lux y Night Light (función de Windows) pueden tomar configuraciones predeterminadas o modificadas y hacer que se vean diferentes. Le recomendamos encarecidamente que apague Night Light y desinstale cualquier otro software que pueda.

2]Utilice la calibración de pantalla de Windows

Cambiar la configuración de administración de color de Windows

Escriba Gestión de color en el menú Inicio y haga clic para abrirlo una vez que aparezca. Seleccione el monitor y marque la casilla que dice – Usar mi configuración para este dispositivo. Además, haga clic en la pestaña Avanzado y luego haga clic en Cambiar valores predeterminados del sistema.

Marque la casilla que dice: Use Windows Display Calibration. Aplicar y dejar de fumar. Ahora debería poder ver el cambio a medida que avanza.

3]Utilice el panel de control de color OEM

Los fabricantes de equipos originales como NVIDIA ofrecen su propio panel de control para calibrar la configuración de color. Estos ajustes están disponibles para varios monitores y tienen prioridad sobre los del sistema operativo. Si lo cambia aquí, los mantendrá.

4]Desactive el programa de calibración

La calibración de color de Windows 10 sigue restableciéndose

Windows 10 ejecuta una programación cada vez que inicia sesión en la computadora. Si experimenta este problema cuando reinicia la computadora, puede optar por apagar el programador.

Abra el programador de tareas y navegue hasta MicrosoftWindowsWindowsColorSystem. Luego busque la tarea Propiedades del cargador de calibración. Haga doble clic para abrirlo.

Cambie a la pestaña Activadores y desactive el activador «Al conectar». Para editarlo, haga doble clic para abrirlo y desmarque la casilla junto a Activado.

Calibre el monitor nuevamente y reinicie. Esta vez, eso debería solucionar el problema.

5]Actualice o restaure el controlador de gráficos

El último recurso es actualizar o restaurar el controlador de gráficos. Si actualizó Windows recientemente, está buscando una nueva versión del controlador. En caso de que el controlador se haya actualizado, es una buena idea volver.

Lirio: Herramientas de gradación de color gratuitas para Windows 10.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.